Tener en cuenta el distanciamiento social suele provocar largas colas en la tienda o el supermercado. Con nuestras carpas plegables, resistentes y de alta calidad, puedes crear rápida y fácilmente una zona de espera seca y con sombra para tus clientes.

Distanciamiento social, ¿cómo hacerlo lo más cómodo posible?

Debido al virus COVID-19, todos nos vemos obligados a cambiar drásticamente nuestra forma de vida: se prohíben los movimientos no esenciales, los eventos se cancelan con moderación, la gente tiene que mantener al menos un metro y medio de distancia y en las tiendas sólo se permite la entrada a un número máximo de personas, por lo que las largas colas se han convertido en la norma y no en la excepción. Por desgracia, en un futuro próximo nos enfrentaremos a menudo a este tipo de medidas, pero debemos intentar sacar lo mejor de ellas de todos modos. Ahí es exactamente donde La Carpa Getafe quiere contribuir en estos tiempos difíciles.

Esperar un rato al sol antes de entrar en la tienda, no es tan malo, o al menos no en un agradable sol de primavera. Pero, ¿y si de repente empieza de verdad el verano y tienes que hacer cola bajo un sol abrasador? ¿O qué pasa si el sol da paso de repente a un serio chaparrón?

Asegúrate de que tus clientes no se quemen al sol ni se empapen mientras esperan su turno.

Con las resistentes carpas plegables de alta calidad que ofrecemos, puedes crear rápida y fácilmente una zona de espera seca y a la sombra para tus clientes. También puedes mantener perfectamente separados a los clientes que entran y los que salen. Tu propia zona de espera, entregada rápidamente gracias a nuestro amplio stock y fácilmente desplegable gracias a su rápido montaje. Además, por supuesto, también puedes utilizar nuestras carpas plegables con fines promocionales en cuanto se haya combatido el virus de la corona.

¿Todavía no lo ves? Pues toma, por ejemplo, dos carpas de 3 x 6 m, que montas una al lado de la otra como una carpa larga de 3 x 12 m. En una carpa de tres metros de ancho, dos filas de personas pueden sentarse fácilmente una al lado de la otra con un metro y medio de distancia entre las dos filas. Si cada cliente mantiene también un metro y medio de distancia con la persona que tiene delante, ¡al menos quince clientes pueden reunirse cómodamente sin comprometer el cumplimiento de las normas de distanciamiento social!