No hace falta mencionar que las carpas que ofrecemos son de primera calidad, pero en contra de lo que algunas personas podrían pensar, incluso las mejores carpas disfrutan de un uso, mantenimiento y limpieza correctos. Si quieres disfrutar de tu producto durante mucho tiempo, el mantenimiento es de vital importancia. Estos 4 consejos te ayudarán sin duda a empezar:

1. Instalación correcta de la carpa

Esta afirmación no necesita muchas palabras, ni explicación. Una carpa debe instalarse correctamente cuando se quiere disfrutar de su producto durante un largo periodo de tiempo. Se podría suponer que esto es evidente, pero te sorprendería ver cuántas carpas se instalan de forma incorrecta. En cualquier caso, cada carpa dispone de su manual. Sólo tienes que asegurarte de que lo utilizas y sigues los pasos.

2. Guardar la carpa correctamente

No sólo es importante la forma de utilizar la carpa, sino también la forma de no utilizarla. Asegúrate de que nunca guardas la carpa todavía húmeda o con poca humedad. Un entorno húmedo y cálido es el favorito para los hongos, que pueden afectar gravemente a la vela de tu carpa. Así que deja que tu carpa se seque siempre antes de guardarla. Un tercer aspecto es permitir la ventilación en la carpa mientras se usa. Los agujeros de ventilación, las ventanas y las puertas permiten que corra la brisa y dificultan la multiplicación de los hongos. En conclusión: limpia y aclara tu carpa cuando sea necesario. “¿Cómo?”, podemos oírte pensar. Pues… sigue leyendo 😉

3. Los productos de limpieza y protección adecuados

La Carpa Getafe ofrece una gama de productos para limpiar y proteger tu carpa. Dependiendo del tipo de carpa, elige un producto diferente.

Con el champú paracarpas y el limpiador enérgico, limpias la vela de la carpa de forma segura y exhaustiva. El producto de protección de la carpa favorece el factor de impermeabilidad y ayuda a mantener la carpa limpia. Para las ventanas de PVC, hay un producto diferente que aumenta la claridad y el brillo de la ventana. También es indispensable un cepillo que tenga plumas divididas y suaves con un brazo largo.

4. Utilizar una vela de tierra

Es mejor prevenir que curar. Evitar que la vela se manche y se ensucie sigue siendo la mejor opción. Por eso recomendamos utilizar velas de tierra para las carpas más grandes y pesadas (carpas tipo pagoda, estiradas, de estrella y de tela de vela). Esto evita que las velas se ensucien y garantiza un aspecto más elegante.